Tu eres el visitante No.

jueves, 19 de diciembre de 2013

Quieren torturar El Ranchería, según ellos desviarán el Arroyo Bruno

De la misma manera que en nuestros cuerpos las arterias transportan la sangre oxigenada desde el corazón hasta las venas para darnos vida, así mismo funcionan los arroyos que con sus sutiles cauces nutren de vida a los ríos; esto hace el Arroyo Bruno en nuestro Río Ranchería, le da la vida.

Por, Miguel Iván Ramírez Boscán


Torturar y poco a poco asesinar el Rio Ranchería es lo que busca el Cerrejón con sus recientes pretensiones de intervenir con sus maquinas 3,6 Kilómetros del Arroyo Bruno, con la misma baja excusa de que en ese tramo hay un carbón de muy buena calidad y a una profundidad cercana, lo cual supuestamente haría un impacto ambiental menor que no afectaría para nada, incluso a sabiendas de que es el Arroyo Bruno el principal afluente del Rio Ranchería y que es además la fuente hídrica de varias comunidades aledañas.

El pasado 17 de diciembre de 2013, se llevó a cabo en Riohacha el Foro – Minería, Agua, Medio Ambiente y servicios públicos domiciliarios, el cual ha sido promovido por el comité cívico pro defensa del Rio Ranchería y de los intereses de La Guajira y que con la presencia de La Fuerza de Mujeres Wayuu, apoyados por la Unión Europea, se logró plasmar palabras que direccionen posiciones claras de unidad en la sociedad Guajira en general, donde los indígenas, población campesina, afrodescendiente y sociedad civil, empiecen a fijar voz fuerte y conjunta para decirle al Cerrejón y demás empresas multinacionales presentes en el territorio, de que no aceptamos mas atropellos.

Felipe Rodríguez, reconocido líder cívico en La Guajira, expresaba enfáticamente la necesidad de abrir los ojos ante las realidades que estamos afrontando, “Tenemos que reaccionar, mientras que los dueños de las multinacionales y la corruptela política se baña en descomunales riquezas, nosotros aquí estamos comiendo mierda”. Ante este panorama, el líder sindical Igor Díaz se expresaba también haciendo ver que lo que nos está permitiendo decaer cada vez más, era la nefasta indiferencia que existe en el ambiente de la sociedad guajira, “Empresas como el Cerrejón esta masacrando el medio ambiente y a nuestra gente y nosotros no estamos haciendo lo suficiente para defendernos”, esto comentaba mientras hacia un llamado nuevamente a la necesidad de buscar estrategias de unidad y protesta para exigir dignidad y respeto.


Este espacio fue aprovechado también para compartir un texto donde se expone un pliego de peticiones ante el estado, en el cual se recoge la voz y exigencias de La Guajira en general; todo aquel que le ha tocado soportar las inclemencias del abandono estatal y la arrogancia de las empresas mineras colocó aquí su voz y esperanza de que esta vez el estado tenga voluntad, porque aquí ya no nos aguantamos mas.


El llamado hermanas y hermanos de La Guajira, tanto de Colombia y Venezuela, organizaciones aliadas y demás interesados, unámonos de una vez, y en primera instancia frenemos de raíz las pretensiones del Cerrejón en desviar el Arroyo Bruno o cualquier fuente hídrica de nuestro territorio, pero a su vez, digámosle también que aquí no los queremos, ya nos han mentido y robado suficiente.

lunes, 2 de diciembre de 2013

Por lucir una wayuuchein

Articulo de opinión compartido por la hermana Wayuu
Olimpia Palmar, del clan Ipuana,
madre de 2 hijos, destacada periodista que dedica su vida
a defender la vida y el territorio.

En Venezuela  usar una wayuushein (vestido de la mujer wayuu)  es sinónimo  de contrabandistas, bachaqueras (recolectoras de alimentos)   y es ver a la responsable de la escases de alimentos en las ciudades   como Maracaibo, San Francisco y otras cercanas a la frontera con Colombia.  Esta semejanza  que hacen de la mujer wayuu con actividades ilícitas  ha generado  no solo una discriminación aberrante si no la criminalización de la columna social del pueblo wayuu que se  ha manifestado  en insultos,  golpes físicos , persecución psicológica,    calificativos por los medios de comunicación y redes sociales , además acentúa  la    vergüenza étnica en la población  joven.
 Si bien,  en la crisis alimentaria en Venezuela  influyen  aspectos que ni siquiera  nosotras  entendemos  como el caso del control del dólar  y el dólar paralelo, la inflación que según el BCV alcanza un acumulado del 39,6 % , la devaluación de la moneda y la misma  polarización  reinante  que te obliga  hacer colas  para adquirir  productos de la cesta básica y que un día un kilo de arroz te cueste 30 y al otro 40,  esto  refleja inmediatamente  una falta de política pública con enfoque diferencial  al indígena,  si en las grandes ciudades se hacen colas para adquirir los productos de la cesta , en las  comunidades indígenas    no hay quien garantice  tu derecho a la alimentación  es decir la crisis alimentaria  se siente y se vive  de manera    ahogante , y te obliga  a ir a las ciudades  a buscar tus alimentos , entonces  por salir a buscar que comer  te señalan  de bachaquear los alimentos para Colombia  porque llevas  a tu pareja, primas, tías, pues solo quiero confesarles  que la búsqueda de la comida  es una actividad colectiva para este pueblo y si hemos ido a buscarla  a  la ciudad  es porque no la tenemos en nuestro territorio,  y porque hace muchos años nos hicieron creer    que sembrar  era un acto de pobreza  y para lograr el desarrollo  de la nación  tenías que estudiar  y  emplearte  en el gobierno o en las grandes empresas  que  hoy ocupan nuestro territorio ancestral.
 Pero también quiero aclarar que si vamos 8, 12 , 15 o más mujeres al supermercado  a comprar comida estamos haciendo uso de nuestras costumbres   tal como lo expresa la constitución y no estamos  ejerciendo ninguna actividad ilícita, tampoco es nuestra culpa  que Maikou (maizal) ahora sea Colombia y el  principal mercado de alimentos y combustible venezolano,  para nuestras abuelas  era una comunidad más del territorio wayuu , así como  Ichitki,  Suchiima, Jepira, Siapana, Jalaa´la  entre otras y así la percibimos nosotras las mujeres wayuu ,sabemos  recocemos  y auto demarcamos   nuestro territorio como uno sólo.
Con esta narración  quiero expresarles  que hay una violación  latente  contra nosotras las mujeres wayuu ,  que no nos están dejando caminos dentro de nuestro tejido social y   cultural,  y ahora que hablo de reflexiones me viene a la mente   2  casos muy puntuales donde han asesinado a mujeres  indígenas wayuu, el caso de Zoe López que la asesinó el ejército  por cargar  arroz en un vehículo  350  y el de   Erly que la asesinó su cuñado  en la Parroquia Sinamaica  ambos casos están impunes yo me atrevería  a afirmar que   es por la única razón de ser mujeres indígenas.
  El asesinato de mujeres  no está permitido dentro de los códigos penales  y de honor de la nación wayuu  por su condición de dadora de vida  y es la única que hereda el clan , por lo que cuando asesinan a una mujer  exterminan  un clan e incluso  exterminan al pueblo wayuu , ya que son ellas las que heredan la sangre y sin sangre de mujer  no hay nación wayuu.
 Para el estado Venezolano el problema de  “contrabando”  se resuelve con presencia militar y la calidad de vida del wayuu se proyecta  en el consumo (vivienda,  programas sociales de educación,  salud y distribución de bolsas de comida ), pero el pueblo wayuu demanda   la construcción de un modelo alternativo de desarrollo y buen vivir, con garantías  de territorio, alimentación, educación, economía  , fuentes  de trabajo  propios  además   que permita la armonía  con la madre tierra  (Mma) y ese es  el reto que tenemos las mujeres wayuu  para garantizar la pervivencia  del pueblo en el   tiempo y en el espacio.
@Olimpiapalmar 

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India