Tu eres el visitante No.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Investigan doble homicidio en el barrio ‘Luis Eduardo Cuellar’


Tenía días que sicarios a bordo de motos no asesinaban a persona alguna en el municipio de Riohacha, pero el sábado a eso de la 1:10 de la tarde, un hombre aún sin identificar, le apretó el gatillo a una pistola y ultimó a dos ciudadanos.
Las víctimas fueron identificadas por la Policía como Carlos Mario Gómez Ramírez, de 25 años de edad, e Ilcia Albeiro Cuevas Urruchurto de 39 años de edad, natural de Caucasia, Antioquia.
Las primeras versiones precisan que Cuevas Urruchurto, le observó la intención al asesino y salió corriendo, metiéndose en una vivienda, hasta donde fue el homicida y lo hirió de gravedad.
Cuentan que cuando venía saliendo y para evitar que alguien afuera lo observara, determinó segar la vida de Mario Gómez Ramírez, un hombre descendiente de la etnia wayúu.
Posteriormente el asesino se subió en la motocicleta que lo esperaba en la esquina y se dirigió por la calle 22 con carrera 8, del barrio Luis Eduardo Cuellar.
El primero fue llevado de urgencias al hospital, a donde según los facultativos llegó sin signos vitales. Mientras que, el segundo falleció en el lugar de los hechos. Por su parte, los familiares de Carlos Mario Gómez Ramírez, no dejaron que se le realizara el levantamiento y de una vez le dieron cristiana sepultura en el cementerio denominado de 'Los Indios', localizado en la calle 21 entre carreras 8 y 9 del barrio Luis Eduardo Cuellar de esta capital.

Tomado de:  

Asesinan a dos comerciantes, uno era de la etnia wayuú

Lunes, 20 de Septiembre de 2010 05:00
os comerciantes fueron asesinados al mediodía del pasado sábado, a pocas cuadras
del Comando Central de Policía y sobre una de las avenidas más transitadas en
Riohacha, a donde llegaron dos sicarios a bordo de una motocicleta, que sin mediar
palabras, abrieron fuego en contra de sus víctimas, quienes se encontraban dialogando
en un expendio de gasolina por pimpinas, de la calle 23 con carrera 7.


En la puerta del negocio


Las víctimas de estos dos nuevos hechos de sangre fueron identificadas como Carlos
Mario Gómez Pushaina, conocido como ‘Cayo’, de 25 años de edad, quien atendía un
negocio, en plena avenida; el otro hombre muerto era Ilcia Albeiro Cuevas Urruchurto,
de 35 años de edad, quien, al parecer, era un desplazado de la región de La Mojana,
Sucre, y quien se dedicaba a la venta de mercancías.


Llegaron los sicarios


De acuerdo a los testigos del hecho, hasta la puerta de la casa, llegó Ilcia Albeiro Cuevas,
natural de Caucasia, Antioquia; hacía 15 días que había llegado a Riohacha desplazado de
La Mojana y se había dedicado a vender mercancía que dejaba por pago semanal, ‘Cayo’
Gómez, que desde la mañana departía con sus amigos a pocos metros, se levantó y salió a
atender al cacharrero; cuando conversaban, llegó un hombre que desenfundó su arma
de fuego y disparó contra ellos. Ilcia Albeiro, al parecer, alcanzó a correr hacia el interior de la
 vivienda y se refugió en la cocina hasta donde fue perseguido por el sicario que siguió
disparando contra su humanidad.


Ilcia Albeiro Cuevas recibió tres impactos de bala en diferentes partes del cuerpo, pero aun
así siguió con vida y fue trasladado a un centro asistencial donde llegó sin vida; mientras que
Cayo Gómez recibió dos impactos en la cabeza que le segaron la vida instantáneamente.


‘Cayo’ Gómez vivía con Hailen Peñaranda Guerra, con quien tenía dos hijos: Carlos Eduardo y
Carlos Andrés.


Sepultado enseguida


Su hermano, Mingo Gómez, en nombre de la familia, pidió a las autoridades competentes que se
investigue este hecho y que no quede en la impunidad, "era un muchacho que trabajaba para sacar
adelante a su familia, por eso les pido a las autoridades que investiguen, que actúen más, para que
esto no siga ocurriendo en Riohacha", al tiempo que explicaba que a su hermano no lo pudo ver,
porque, según los usos y costumbres wayuú, cuando un familiar muere violentamente, las mujeres
de la familia se encargan de arreglar el cuerpo, cavar el hueco donde será sepultado, llevar el cuerpo
y darle sepultura, "así ponemos en manos de Dios, de la justicia divina, la venganza, sin alzar nosotros
una mano, el asesino paga por sus hechos".


Lo mejor es el silencio


El secretario de Asuntos Indígenas de Riohacha, Juan Carlos Ibáñez Gómez, primo hermano del
difunto, dijo que  la mejor manera de protestar es con el silencio, "hoy estamos expuestos todos en
 la ciudad ante la inseguridad que vive Colombia; rechazamos enérgicamente estos hechos,
esta es una familia trabajadora, de principios y buenas costumbres, no sabemos de dónde
puede venir este asesinato del pariente".


En este Departamento, hasta las propias autoridades prefieren y recomiendan guardar silencio,
frente a la ola de inseguridad que se registra en la actualidad.

Tomado de:

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Convocatoria: Foro de los Pueblos Indígenas Minería, Cambio Climático y Buen Vivir



Cincuenta millones de indígenas pertenecientes a más de 671 pueblos del Abya Yala (América Latina) sufren la imposición de las actividades extractivas, principalmente la minería, en sus territorios. El 90% de la población indígena del continente se concentra en cinco países: Guatemala, México, Perú, Bolivia y Ecuador. Y es precisamente en estos países donde se observa una expansión de la minería, vulnerando derechos colectivos, generando impactos negativos en el modo de vida de las comunidades y pueblos, y constituyendo una de las causas de la crisis climática al contaminar y depredar la Madre Tierra.
La expansión minera seinscribe en la globalización neoliberal, sustentada en el libre mercado, las máximas ventajas a las inversiones extranjeras y la priorización de las actividades extractivas, con mínimos controles ambientales y laborales. Por ello esta expansión está amparada por políticas de Estado que priorizan el crecimiento económico sobre la base de la extracción de los recursos naturales y las exportaciones. En la ejecución de estas políticas, los estados incumplen la obligación de consultar a los pueblos indígenas antes de aprobar el inicio de actividades mineras en sus territorios.
Todo esto se hace en nombre del desarrollo. Sin embargo, la experiencia mundial muestra que la minería no contribuye al desarrollo de los pueblos, pues es una actividad de enclave, que primariza la economía, recibe privilegios tributarios y precariza de manera creciente las condiciones laborales. Y, sobre todo en los países pobres, es una actividad altamente contaminante y violatoria de derechos.
Cuando la crisis climática amenaza todas las formas de vida, las instituciones financieras internacionales y los Estados continúan promoviendo actividades altamente contaminantes. La minería, en particular, utiliza enormes volúmenes de agua y envenena ríos, lagos y cabeceras de cuenca, además de arrojar a aire y tierra sustancias igualmente tóxicas.
A lo anterior se agrega que la imposición de la minería va acompañada de un proceso de criminalización de las protestas indígenas, que se expresa en el endurecimiento de las leyes penales, persecución policial y judicial, desplazamientos forzados, militarización de territorios e incluso torturas y asesinatos.
Frente a esta situación, los pueblos indígenas, a través de sus organizaciones, han emprendido procesos de resistencia a la expansión minera. Han activado diversas estrategias ante el Estado y las empresas para exigir el respeto de sus derechos. Han convocado a la realización de consultas sobre proyectos mineros donde se han manifestado mayoritariamente en contra de esta actividad, sobre todo en Perú, Guatemala y Colombia. Y han llamado a movilizaciones contra las políticas de Estado que favorecen el desarrollo de la industria minera.
Las propuestas de los pueblos indígenas frente al extractivismo, para la defensa de sus derechos y los derechos de la Madre Tierra, se resumen en el paradigma del Buen Vivir, como alternativa a la crisis de la civilización occidental.
Necesitamos posicionar este paradigma, articular los procesos e iniciar acciones de incidencia ante instancias internacionales de protección de los derechos indígenas. Para ello, los pueblos indígenas y los movimientos sociales debemos reflexionar juntos, intercambiar experiencias de afirmación de derechos, y articular estrategias sustentadas en el Buen Vivir.
Conscientes de esta urgencia, convocamos al Foro de los Pueblos Indígenas: Minería, Cambio Climático y Buen Vivir, que se desarrollará del 18 al 20 de noviembre de 2010 en Lima, Perú.
Objetivos:
1.Examinar la desmesurada expansión de la actividad minera y sus impactos ambientales, sociales, culturales y económicos sobre los territorios y los derechos de los pueblos indígenas.
2.Analizar la responsabilidad de la actividad minera en la crisis climática, consecuencia de los modelos extractivos y súper consumistas, y los desafíos de la necesaria respuesta organizada de los pueblos.
3.Consolidar la propuesta de Buen Vivir como modelo de vida alternativo para salvar todas las formas de vida en armonía con la Madre Naturaleza.
4.Compartir experiencias y aprendizajes de las acciones de los pueblos indígenas y sus aliados frente a los impactos de la industria minera.
5.Organizar un gran frente mundial por el Buen Vivir y la defensa de la Madre Naturaleza frente a la creciente amenaza del extractivismo minero y la crisis climática.
Cronograma
AccionesFechas
Adhesiones a la ConvocatoriaHasta el 15 de septiembre
Jornada Preparatoria de Convocantes16 de septiembre
Inscripción de actividades autogestionarias1 a 30 de octubre
Inscripción de delegaciones y participantes1 a 30 de octubre
Realización del Foro18 al 20 de noviembre
Lima, septiembre de 2010.
Coordinadora Andina de Organizaciones Andinas, CAOI
Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica, COICA
Consejo Indígena de Centro América, CICA
Alianza Social Continental
Centro Internacional de Pueblos Indígenas para la Política y la
Educación, TEBTEBBA
Mining Watch
Iniciativa para la Garantía de la Minería Responsable, IRMA
Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina, OCMAL
Red Muqui
Adhesiones a la Convocatoria: coordinadorandinacaoi@gmail.com.

Enviado por Comunicaciones CAOI

martes, 14 de septiembre de 2010

Autoridades indígenas del Cauca piden castigo también para quienes ordenaron crimen de líder

Expresan que se condenó a siete soldados que dieron muerte a José Edwin Legarda Vásquez, pero no aparecen los que ordenaron la acción. Un 90 por ciento de crímenes en su etnia están en la impunidad.

 "Hallaron al menos a los autores materiales, a los soldados que dispararon, pero no aparecen ni se ha castigado a los oficiales que ordenaron el operativo ni otros actores que están detrás del asesinato", expresó Elides Pechené, Consejero Mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric).

Legarda Vásquez, esposo de la también líder indígena Aida Quilcue, fue muerto en un operativo del Ejército el 16 de diciembre del 2008.
Por este hecho, un juez del Cauca condenó a 40 años de cárcel al sargento Alexis Ramírez, el cabo Javier Alonso Osorio y los soldados Lisandro Caicedo, Javier Francisco Belalcázar, Numar Armido Muitrón y William Weimar Lemeche. La defensa de los militares apeló el fallo.
Elides expresó que en la última década unos 500 indígenas del Cauca han sido asesinados, en su mayor parte en los ocho años del gobierno de Álvaro Uribe.
Reseñó entre los casos impunes el del sacerdote indígena Álvaro Ulcue Chocué, asesinado el 10 de noviembre de 1984 y la masacre del Nilo el 16 de diciembre de 1991 en Caloto, norte del Cauca, donde 21 indígenas fueron masacrados.
"Por la masacre de El Nilo hubo una sanción económica pero no han sido castigados los culpables. Es como si se compensara la vida con un dinero y que matar un indígena, un afrodescendiente o campesino no tiene ningún castigo", manifestó.
CALI.

martes, 7 de septiembre de 2010

Los indígenas aún sufren en A.Latina "actos de colonización", según la ONU

Los pueblos indígenas aún sufren en América Latina "actos de colonización", pese a los "avances" en países como Ecuador o Bolivia, denunció hoy el presidente del Foro Permanente sobre Cuestiones Indígenas de la ONU, el boliviano Carlos Mamani.

Mamani hizo esos comentarios tras intervenir en Madrid en la conferencia internacional "El paradigma del buen vivir en América Latina y el Caribe", celebrada en la sede de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), en la que participó también el ministro boliviano de Exteriores, David Choquehuanca, entre otros.

"Por las necesidades que enfrentan los estados de la región respecto a contar con recursos económicos, hoy los pueblos indígenas son objeto de una agresión bastante fuerte de las llamadas industrias extractivas que continúan con actos de colonización", declaró a Efe el presidente del Foro de la ONU.

"Esos actos -subrayó- son casi o totalmente iguales a los ocurridos en los tiempos coloniales" en la región de América Latina y el Caribe, donde habitan más de 600 pueblos indígenas.

En su opinión, ese "proceso de colonización" y esa "situación extremadamente difícil" es una "paradoja" si se tienen en cuenta "avances muy importantes" como la "declaración de las Naciones Unidas que hablan de los derechos de los pueblos indígenas".

"Es una paradoja -insistió- en la que viven los pueblos indígenas. Incluso hay países donde los pueblos indígenas realmente han tenido avances importantes, como es Bolivia y Ecuador, pero las amenazas persisten".

"En Bolivia, los indios nos contamos todavía por millones. Pero hay países en la región donde los indios han sido totalmente minorizados y hoy se encuentran en serio peligro de extinción", advirtió Mamani, que dio en la SEGIB un discurso sobre la aportación de los pueblos indígenas a las democracias latinoamericanas.

A su juicio, la "gran aportación" indígena a la democracia en la región es el "estado plurinacional, que dicen que es un absurdo acá en Europa porque daría lugar a la implosión y desintegración nacionales".

Sin embargo, "no sólo en América Latina, sino a nivel general, los pueblos indígenas han sido discriminados y marginados", y "en esa situación es muy difícil pensar en una participación política", a pesar de que esos pueblos intentan "superar esos marcos de marginación, de exclusión y de racismo".

El representante de la ONU abogó por el "camino del diálogo" y la "interculturalidad" para atajar "esa situación de discriminación".
"Los pueblos indígenas -aseveró- han hecho mucho trabajo por sensibilizar, pero todavía queda un camino muy largo por aprender a establecer una democracia que responda a las necesidades de la región" e incluya las "experiencias" indígenas.

Mamani recordó que "los pueblos indígenas siempre han tratado de usar los canales democráticos para presentar sus propuestas", y apostó por impulsar un proceso del "buen vivir" indígena basado en un "ejercicio intelectual" para "volver a ser nosotros mismos".

La conferencia de la SEGIB se enmarca en los actos de la IX Asamblea General del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (Fondo Indígena), que se celebra esta semana en Madrid.

El Fondo Indígena está formado por 22 países miembros, ya que su convenio constitutivo ha sido ratificado por 19 estados de América Latina y el Caribe, junto con Bélgica, España y Portugal.

http://www.adn.es/internacional/20100907/NWS-0632-ONU-ALatina-colonizacion-indigenas-sufren.html

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Yonna - Danza tradicional Wayuu.



Producción: Fuerza de Mujeres Wayuu

Cámaras y Edición: Miguel Iván Ramírez Boscán

Traducción: Pilar Arpushana - Jakeline Romero

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India